• Luisana Ochoa y Ana Belén Vega

Estimulación del lenguaje a través del juego en niños de 0 a 4 años


Desde el nacimiento de tu hijo toda estimulación que le brindes será de gran provecho para su desarrollo, ya que de pequeños la capacidad de aprender es mayor. Una manera de alcanzar esto es incluyéndote en la actividad más placentera y natural que él realiza: el juego.

Según la Asociación de la Educación Internacional de Niños (2002) jugar es “una conducta dinámica, activa y constructiva, que forma parte integral y esencial de un crecimiento, desarrollo y aprendizaje saludables en todas las edades, ámbitos y culturas”. Es un elemento fundamental para la salud del niño, representando un papel determinante en diferentes áreas, una de estas es la del desarrollo del lenguaje.

Los últimos estudios han considerado que el juego es el medio ideal para estimular diferentes áreas del desarrollo de los niños, ya que el mismo fortalece:

  • El conocimiento del mundo y comprensión de las cosas que lo rodean

  • La capacidad de tranquilizarse por sus propios medios.

  • El vínculo afectivo con los padres, familiares y personas con la que comparte el juego.

  • El desarrollo cognitivo.

  • El desarrollo social.

  • La adquisición de habilidades.

  • La creatividad.

  • El control de las emociones.

  • El desarrollo del lenguaje.

Tu hijo será capaz de jugar desde sus primeros días de vida. El juego es cambiante, va evolucionando con el pasar de los meses. Sabemos que algunos niños pueden presentar un desarrollo más lento que otros, por eso te recomendamos observar a tu hijo y determinar qué tipo de juego predomina en él, de manera que comiences a trabajar en base a su juego y no a su edad. Es importante que sepas que un mismo juguete puedes utilizarlo en cada una de las diferentes etapas si lo adaptas al tipo de juego de tu hijo. A continuación te explicamos brevemente cuáles son las diferentes etapas del juego desde los 0 hasta los 4 años.

Juego Exploratorio: entre los 0 y 12 meses de edad tu hijo se interesará en los juguetes para observarlos, manipularlos, golpearlos y llevárselos a la boca. Su juego consiste en meter y sacar objetos de recipientes, golpearlos contra el suelo o entre sí. En esta etapa puedes utilizar juguetes como instrumentos musicales, medios de transportes, cajas musicales, móviles, juegos de encaje, cubos apilables, legos, entre otros. Realiza con tu hijo juegos como armar torres y derrumbarlas, observar un móvil y hacer comentarios sobre él o escuchar los diferentes sonidos de un juguete. Tu objetivo principal durante esta etapa, es que tu hijo se familiarice con los juguetes y permita la incorporación de otros a su juego.

Juego Ritualizado o Interactivo: este se desarrolla entre los 7 y 15 meses de edad. Consiste en la interacción breve con el adulto donde predomina alguna repetición. En esta etapa jugarán mayormente con sus cuerpos, mediante canciones, golpeteos y sonidos. A diferencia del juego exploratorio, en el juego ritualizado el niño se da cuenta que no sólo puede jugar con juguetes sino también con personas.

Juego Funcional: entre los 12 meses y 2 años de edad, el niño aprende a utilizar los juguetes con la función para la que fueron creados. Puedes utilizar objetos cotidianos (como utensilios para comer, para peinarse, ropas…) instrumentos musicales, juegos mecánicos, muñecos, animales, transportes, entre otros.

Juego Simbólico: de 2 a 4 años de edad el juego se basa en representar escenas. Los niños juegan “Como sí…”, es decir, juegan a aparentar ser adultos, bomberos, doctores, a ir a la playa… Los objetos los utilizan como si fueran reales, incluso si el objeto no está presente. Pueden utilizar disfraces, muñecos, granjas, casita de muñecas, animales… Durante esta etapa es importante que el niño aprenda a traer a su juego situaciones de la vida, lo cual es de gran relevancia para el lenguaje.

Recomendaciones Generales

Con el juego queremos en un primer momento fomentar la atención y la intimidad. Ayudaremos al niño a sintonizarse y disfrutar de la presencia del otro. Mediante el juego su cuerpo lo utilizará para comunicar deseos, emociones y necesidades para luego hacerlo mediante palabras.

• El juego debe ser espontáneo y divertido. Inicialmente debes seguir la iniciativa de él, jugando a cualquier cosa que capture su interés, uniéndote de una manera que lo aliente a interactuar contigo. • Una regla básica del juego es “no golpear, no romper o lastimar”. Cualquier cosa a la que tu hijo quiera jugar está bien si respeta esta regla básica. Si él se emociona y descontrola, cálmalo. Si responde violentamente, tendrás que sostenerlo con firmeza ayudándolo a organizarse, mientras le aclaras que eso no está permitido. • Tómate diariamente un tiempo en el que puedas darle a tu hijo de 20 a 30 minutos de juego. Tu hijo necesita de tu atención. • Ordena en cajas los juguetes según categorías: los instrumentos, los animales, los muñecos, los disfraces… • Mantente a su nivel mirándolo a la cara. Si es necesario, agáchate o acuéstate en el suelo junto a él. Evita utilizar prendas como lentes de sol que impidan que te mire a los ojos (a menos que estén jugando a los disfraces, por ejemplo) • Trata de permanecer paciente y relajado. Si estás presionado, distraído o nervioso no serás capaz de ayudarlo a sintonizarse y mantenerse calmado. Tu voz debes ser cálida, alentándolo para que juegue contigo. ¡Disfruta el juego! • Ten en cuenta que todo comportamiento de tu hijo tiene una intención y es una oportunidad para comunicarse. Si no entiendes lo que tu hijo te dice, interprétalo y da significado. • Esfuérzate por interpretar y responder a las emociones de tu hijo. Observa cuando él desea estar cerca y responde con un abrazo o cuando quiere estar más lejos y hazlo con una palabra. Trata de responder tal y como él lo necesita y no como tú lo deseas (dale su espacio cuando necesite independencia y no lo alejes cuando desee un abrazo). • Adáptate a las emociones y estados de ánimo de tu hijo. Si está cansado, hazle saber que lo comprendes “Veo que estás sintiéndote cansado” usando un tono de voz cálido y comprensivo. En esos casos el juego puede reducirse a acostarse en el piso y darle un masaje suave. • Trata de reconfortar a tu niño cuando esté molesto de una manera relajada y gentil. Sostenlo firmemente, haz ruidos suaves, rítmicos y busca el contacto visual, procurando que no se ponga más tenso.

Para mayor información consultar el “Manual de estimulación del lenguaje a través del juego en niños de 0 a 4 años” de Ochoa y Vega (2016)

“El juego es el lenguaje del niño y los juguetes son sus palabras” Landreth

#estimulación #terapia #terapiadelenguaje #juegos #comunicación #niños #crecimiento #desarrollo #aprendizaje

S Í G U E N O S

Para más información de apoyo, orientación y asesoría, visita nuestra cuenta de Instagram y nuestro Blog:

  • White Instagram Icon
  • White Blogger Icon

V I S Í T A N O S

Av. San Felipe de La Castellana, Edif. Centro Don Bosco 88, piso 2 - Caracas, Venezuela.

C O N T Á C T A N O S

(0212) 265.1579

(0212) 265.4756 

(0424) 278.0773

( NO damos citas a través de correo electrónico )

© 2016 GRUPO ALDECA 10 C.A. Todos los derechos reservados.