• Martha Medina

Tareas sin dramas


Lograr que los niños cumplan sus deberes a tiempo y sin pataleo es una labor cuesta arriba para algunos padres. En la presente entrada ofrecemos algunos consejos para cumplir con éxito la misión.

Lo que a unos niños les toma una hora, a otros les toma cinco. Parte del cambio para hacer las tareas a tiempo empieza por saber cómo encauzarlos. “El niño debe haber podido almorzar y descansar antes de sentarse a trabajar”, explica la psicopedagoga Martha Medina, quien indica que un adulto debe revisar con él que hay por hacer antes de empezar –así sea por teléfono- y repasar luego la tarea terminada. “Hay niños que no quieren hacerla sin un adulto, pero debemos enfatizar que confiamos en que ellos pueden solos. Aunque no quede perfecta, es bueno que aprendan a no depender de los padres en eso; luego puede corregirse”. Ellos deben explicarle a su hijo cuándo esperan que esté hecha y cuándo la revisarán.

Es recomendable que el momento de los deberes sea una hora fija todos los días. “Si constantemente permitimos que esa hora cambie, lo más probable es que nos desgastemos a diario negociando cuándo es que los van a hacer. La idea es crear el hábito”. Las asignaciones deben hacerse siempre en el mismo sitio: un espacio tranquilo, bien iluminado, con mobiliario que permita adoptar una buena postura y rodeado de los útiles que necesitará. Un vaso de agua también ayuda: la hidratación favorece la concentración. Cabe guardar también celulares y dispositivos que desvíen la atención.

El tiempo que acaparan los deberes depende de la edad del niño y de la complejidad de lo que el colegio pida. “Una sesión básica debería tomar de 45 minutos a una hora, aunque hay maestros que encargan tareas inhumanas. Si son asignaciones complejas, el niño debería parar a los 45 minutos, tomar un receso de 5 a 10 minutos y así hasta que las complete”.

Domingos en la noche

Correr a resolver trabajos a última hora suele traer roces. “Si es un proyecto para el lunes y está el fin de semana de por medio, tenemos que decirle cuándo debería estar hecho. El niño necesita tener muy claro qué se espera de él, como que –por ejemplo- en esta casa no hacemos tareas a las 9 p.m. Si fuese una situación inusual, uno puede permitirlo como una excepción, pero advirtiéndole que la próxima vez no vamos a aceptarlo”. Si el afán de posponerlo todo es recurrente, no está mal dejar que llegue a clases con la tarea incompleta y explicarle las consecuencias. “La solución no va a ser resolverle siempre las cosas. De los errores también se aprende”, dice Medina.

Si se estanca en una tarea porque no sabe cómo resolverla, es preferible hacer con él un proceso de razonamiento, que lo oriente hacia la solución. “El momento de ayudar es cuando ya él lo intentó todo y no pudo”. También es idóneo elogiarlo cuando las tareas se cumplen en el plazo asignado. En caso contrario, toca hacer con ellos una reflexión que les ayude a rectificar.

Vamos a organizarnos

Dejar los materiales en el colegio o subestimar el tiempo necesario para cumplir con una asignación son algunos errores logísticos que los pequeños cometen tarde o temprano. “Hay niños que ni se molestan en anotar la tarea porque saben que su mamá se va a enterar por el chat de las madres y va a estar pendiente de comprarle los materiales o decirle cuándo hacerla”, dice Medina. “Lo que queremos es criar hijos que aprendan a organizarse con responsabilidad y para eso tenemos que enseñarles personalmente cómo se hace”.

La experta acota que muchos padres abandonan a los hijos en este seguimiento cuando llegan al bachillerato bajo la premisa de que ahora son autónomos. “Pero si ese niño nunca ha tenido buenos hábitos, no es momento de dejarlo a su suerte, sobre todo porque tiene que acostumbrarse a nuevos planes de evaluación y muchas materias. El acompañamiento escolar por parte de los padres debe prolongarse un poco más, como hasta segundo o tercer año, hasta que esos muchachos ya tengan claro cómo equilibrar las responsabilidades. Aunque algunos digan que eso es un fastidio, en el fondo lo agradecen”.

Artículo extraído de la revista Todo en Domingo

Entrevista realizada a Martha Medina

#tareas #aldeca #grupoaldeca #psicopedagogía #escuela #niños

S Í G U E N O S

Para más información de apoyo, orientación y asesoría, visita nuestra cuenta de Instagram y nuestro Blog:

  • White Instagram Icon
  • White Blogger Icon

V I S Í T A N O S

Av. San Felipe de La Castellana, Edif. Centro Don Bosco 88, piso 2 - Caracas, Venezuela.

C O N T Á C T A N O S

(0212) 265.1579

(0212) 265.4756 

(0424) 278.0773

( NO damos citas a través de correo electrónico )

© 2016 GRUPO ALDECA 10 C.A. Todos los derechos reservados.