• Astrid Madriz

Trabajando en equipo con las maestras


Delegar el cuidado de nuestros hijos siempre será un reto, por lo cual dejarlos en el colegio los primeros días de cada año escolar probablemente nos genere mucha ansiedad hasta que logran ajustarse a la dinámica y disfrutar de la experiencia académica y social. Sin embargo, ¿qué debemos hacer cuando a los niños se les dificulta adaptarse a la escuela?

Lo esencial siempre será trabajar en equipo con el colegio, comenzando con la maestra. Recordemos que es ella quien nos puede brindar información de primera mano de todo lo relacionado con nuestro hijo en el aula y es la autoridad responsable de canalizar las situaciones que se presentan en dicho espacio.

Por ello, les dejamos algunas recomendaciones que podrían ser útiles para abordar las situaciones problema que pudieran presentarse, para trabajarlas en conjunto con la maestra:

1. Evite predisponerse antes de conversar con la maestra. Recuerde que el niño le contará su interpretación de los hechos, y sin que necesariamente sea una mentira, su historia puede incluir exageraciones u omisiones. Además, los niños a partir de los 4-5 años aprenden a decir mentiras que les permiten evadir la responsabilidad sobre algo que hicieron.

2. Exprésele a la maestra de una forma asertiva su intención de conocer sobre lo que está sucediendo con el niño. Es importante que el planteamiento se realice desde la preocupación y no desde el conflicto. Ejem: “Carlitos me comentó que varias veces se ha peleado con José y me gustaría saber qué puede estar ocurriendo” y no “Carlitos me ha dicho que José siempre le está pegando y quiero saber que está haciendo usted cuando eso ocurre”

3. Escuche atentamente la información que le dará la maestra antes de hacer algún comentario. Luego de escuchar revise los hechos y cotéjelos con la información que usted dispone

4. Recuerde que la conducta del niño varía en función del contexto porque las condiciones cambian, es decir, el hecho de que el niño haga o no haga algo en casa no quiere decir que no lo hará en el colegio, Ejem: “en la casa nunca ha pegado… eso lo aprendió aquí”. Lo importante en este caso es buscar la forma de corregir la conducta.

5. Con respecto a los hábitos, procure ser coherente con lo que se espera de él. Si por ejemplo se espera que en el colegio pueda ser autónomo al momento de comer (que utilice los cubiertos, se mantenga sentado, se coma todo, etc.) evite en casa hacer lo opuesto: darle la comida en la boca, permitir que coma en la cama, que se levante constantemente, etc.

6. En cuanto a las conductas problema: si tiene dudas sobre lo que puede estar ocurriendo con su hijo en el salón porque la maestra no es muy comunicativa con usted o no le alcanza el tiempo para que día a día le pueda dar un explicación en detalle, pídale que lleve un registro sobre las conductas del niño que incluya lo que ocurrió antes, durante y después de la misma. Lo anterior le permitirá identificar las causas del problema y a su vez podrá llevar un histórico en caso de que lo necesite.

7. Si la maestra le expresa su dificultad en cuanto al manejo del niño, es válido que le brinde estrategias que usted ha utilizado y le han funcionado siempre y cuando estén alineadas con el contexto y las políticas del colegio, Ejem: “cuando él está muy molesto, yo lo aparto y respiramos juntos para calmarnos” y no “cuando él está molesto yo le doy 3 nalgadas”

8. No permita que la maestra le llame, cite o amenace al niño con hacerlo cada vez que tiene una conducta inadecuada porque de esta forma todo el control de autoridad lo está teniendo usted y no la maestra. Dicho de otra manera, al llamarle para controlar al niño se invalida ella como figura de autoridad ya que implícitamente le dice al niño que ella no sabe cómo controlarlo y necesita de usted.

9. Si ha intentado en varias oportunidades sin éxito recurrir a la maestra para resolver la situación, evite a toda costa pelear o caer en discusiones, ya que en ninguna medida esto favorecerá la condición del niño, por el contrario se pierde el trabajo mancomunado necesario para resolver dicha situación. En este sentido, diríjase a canales superiores (orientadora, coordinadora, directora, etc.) para plantear el caso, recordando siempre que debe hacerlo de la forma más asertiva posible.

10. Si las conductas del niño superan la capacidad de atención que puede brindar el colegio o usted, no dude en contactar a un especialista (psicólogo conductual) que pueda ayudar al niño enseñándole nuevas formas de comportamiento a la vez que les brinda a usted y al colegio herramientas que le permitan manejar dichas conductas.

#consejos #grupoaldeca #aldeca #colegio #maestras #educación #regresoaclases

0 vistas

S Í G U E N O S

Para más información de apoyo, orientación y asesoría, visita nuestra cuenta de Instagram y nuestro Blog:

  • White Instagram Icon
  • White Blogger Icon

V I S Í T A N O S

Av. San Felipe de La Castellana, Edif. Centro Don Bosco 88, piso 2 - Caracas, Venezuela.

C O N T Á C T A N O S

(0212) 265.1579

(0212) 265.4756 

(0424) 278.0773

( NO damos citas a través de correo electrónico )

© 2016 GRUPO ALDECA 10 C.A. Todos los derechos reservados.